domingo, febrero 05, 2017

Experimentar.... con un poco de miedo


Hoy quisiera escribir sobre el miedo y la necesidad de experimentar de los bebés. O sobre cómo nos puede dar miedo que nuestros bebés experimenten.

Parto con dos ideas: 
1. La experiencia es lo que te forma. En la formación de Gestalt, solíamos hacer ejercicios y actividades desde el cuerpo, con la noción de que si "lo pasas por el cuerpo", va a quedar grabada la experiencia. Así aprendemos, desde el cuerpo.

2. Me encanta la forma en la que Norberto Levy habla sobre el miedo y una de las ideas que le tomo prestada para colocar aquí es que el miedo tiene que ver con la sensación que experimentamos de no teber recursos suficientes para confrontar una situación determinada y sentimos que la situación nos sobrepasa.

En la foto está mi hija de un año experimentando... Encontró una caja de leche que estaba en el piso (ya para botar) y decidió jugar con ella. Yo la miraba atentamente a ver qué hacía (con curiosidad más que con ojos de vigilante) y me divertí mucho mirándola haciendo su reguero, palpando ese polvo con sus manitas, vaciando la caja.

En general, trato de auparla en su curiosidad por el mundo que la rodea. No la lanzo al ruedo pero tampoco la freno.

Me asusto? Sí, a veces me angustia que se vaya a pegar, que se haga daño, que se pise un dedo, que algo le caiga encima, etc.

Y ahí qué hago? Primero, identificar que ese miedo es mío y no de ella. Ella probablemente no experimenta el miedo al arriesgarse.

Segundo, le brindo recursos para estar en la situación con el menor riesgo posible. Por ej, le explico y le muestro cómo cerrar una gaveta, le muestro posibles riesgos y le digo que tenga cuidado...

Y sobretodo, la dejo ser! Porque igual lo tiene que pasar por su cuerpo y ya la consolaré si algo le pasa. Y más allá de la onda de permitir y dejar ser, como buena mamá neurótica trato de tener mil ojos y nunca apartarlos de ella... Por aquello de por si acaso.


Raiza Ramírez

No hay comentarios.:

Para leer más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Qué es Bebé Gestalt

Bebé gestáltica y mamá neurótica

Contacto sin sobrecontacto

Ella va a su ritmo

Mamá y Papá: el principio de todo.

Mamá y Papá: el principio de todo.
La vida viene de mamá y papá. Y yo, como hijo soy 50% mamá y 50% papá. Estoy conectado una suerte de “hilos invisibles” a ellos y a los que vinieron antes que ellos y que hicieron posible mi vida. A donde me mueva y vaya, los hilos van conmigo. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Neurótico yo?

¿Neurótico yo?
Fritz Perls, creador de la Terapia Gestáltica, escribió que todos los seres humanos somos neuróticos. Esta aseveración quizá puede resultar antipática para algunos, ¿cómo es posible esto? A continuación podrás leer algunas pistas que te ayudarán a saber si eres neurótico o no. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

¿Llueve o hace sol?

¿Llueve o hace sol?
Si se pudiera hablar de un “ideal”, sería el siguiente: tener el paraguas a la mano, estar pendiente del tiempo y probar. A veces será el momento de abrirlo porque el cielo anuncia tormenta y otras veces de cerrarlo pues el sol está resplandeciente. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La pareja y el morral

La pareja y el morral
Una mujer, luego de pasar un tiempo sin pareja, conoce a dos hombres: A y B. El “A” parece tener todas las cualidades “buenas” que ellos “deben tener”: es soltero, tiene una buena posición económica, está disponible para ella, es cariñoso, de buena familia. El “B”, pareciera cargar una mochila más grande: tiene un hijo, una ex mujer y algunos problemas sin resolver. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)

La empresa de un solo empleado

La empresa de un solo empleado
Por muchos años esta mujer tuvo y mantuvo una empresa de múltiples empleados. Estaba tan atareada con sus ocupaciones que se olvidó de ella misma. A veces no se pagaba el sueldo, hubo años en los que no vio utilidades. (Haz clic sobre la foto para leer el texto completo)